viernes, 22 de junio de 2012

La cola

Cuando llegué, la cola de gente era insufrible y me hizo pensar que nunca llegaría a tocarme. Pero ahora que casi lo tengo, que casi lo rozo con los dedos, mi estado de ánimo cambia y se vuelve más optimista.

Y es que ya no queda casi nada. Solo un último empujón.

Las vacaciones están casi aquí!!!!!

Texto: SuperG
Fotos: SuperG